domingo, 24 de marzo de 2013

Han raptado mi nombre…

Bueno, no es cierto. Resulta que el foro Prosadictos tenía su URL registrado como prosadictos.com, pero olvidé reanudar la suscripción (o sea, no pagué la cuota) y ahora resulta que alguien que vende productos se apropió de ese nombre y lo está usando para dirigir a quien acceda a esa dirección a un sitio distinto.

Para aquellos que quieran seguir acompañándonos en el foro, este es el enlace para accederlo:


Disculpen la confusión, y voy a intentar resolver la situación pronto.

D

viernes, 15 de marzo de 2013

Apología: Nick Diaz

Ya, lo sé muy bien, tenía muy abandonado el blog. He estado todavía con muy pocas ganas de leer y escribir, y en su mayor parte creo que tiene que ver con la falta de angst. Por lo general, cuando estoy en etapas de angustia o ansiedad, es cuando mejor escribo. Bah, a veces a uno le patina el coco, ni modo…

Pero hoy vengo a hablar sobre el peleador de Artes Marciales Mixtas (MMA, siglas en inglés) Nick Diaz.

Este sábado, en la promoción de Ultimate Fighting Championship 158 Nick se enfrentará al campeón de los pesos wélter y… Bueno, en el mundo de las MMA las clasificaciones por peso son un poco distintas que en el boxeo o lucha libre. Los pesos wélter en MMA tienen como límite el peso de 170 libras (77 kilos).

En fin. Resulta que el campeón es el canadiense Georges St. Pierre, y es el prototipo de lo que un peleador debería ser: es apuesto, con un cuerpo de Adonis, respetuoso, un pilar de la comunidad. En contraste, Nick Diaz es un hombre sin filtro entre el cerebro y la boca, se expresa de manera muy pobre, tiene cara de muy pocas pulgas y muchos menos amigos. No obstante, de entre los dos, mi favorito es Nick Diaz. Tiene un estilo de pelear muy emocionante: siempre ataca, siempre trata de terminar la pelea ya sea por knock-out o por sumisión de su oponente.

A Nick lo tachan de irrespetuoso e irreverente, y es cierto. Pero no creo que haya nadie más sincero y con menos ganas de ser violento que él en ese deporte, valga la ironía. Donde algunos peleadores tienen arrestos y cometen delitos de violencia en sus vidas personales, Nick es casi un santo, al menos en ese aspecto.

De hecho, su mayor tara es la gran ansiedad social que sufre. No puede conectarse con el público en general, y vive en un estado continuo de semi paranoia, donde el mundo entero está en su contra y nada es su culpa. Es bastante lastimoso ver cómo su falta de elocuencia y su incapacidad de empatizar con los medios informativos crean la percepción de que es un ser humano despreciable. En realidad, es un ser humano deficiente, quizá hasta a un grado patológico, y merecería la pena saber si algún tipo de psicoterapia pudiera ayudarlo a librar la brecha que lo separa del resto del mundo.

Pero me pregunto si un Nick Diaz rehabilitado pelearía de nuevo en MMA… Lo más probable es que sería más feliz como maestro de Jiu-Jitsu Brasileño (es cinta negra en esa disciplina) y dedicado a su pasatiempo favorito: los triatlones. Así es: Nick Diaz es un tipo muy recio, siempre en gran condición física, tanto así que cuando no está entrenando para pelear, se pasa el tiempo libre en competiciones de triple disciplina: carrera en bicicleta, a pie y de natación.

Ya veremos qué sucede mañana. Es cierto que en las peleas de MMA lo inesperado siempre puede suceder. No obstante, creo que mi peleador favorito está destinado a perder mañana frente a uno de los mejores peleadores de todos los tiempos, de cualquier peso: Georges St. Pierre, campeón por siete veces consecutivas.

Les dejo un vídeo, para que conozcan a Nick Diaz, que quizá no veremos ya más en el mundo de MMA después del sábado.

D

¡Mini WordReference!

Entradas populares