martes, 5 de noviembre de 2013

«El cóndor de la pluma dorada», de Blanca Miosi

http://www.amazon.com/gp/product/B008IV4LLW
Hacer clic para
comprar en Amazon
Siempre me emociona leer libros donde se nota el esmero del autor por documentarse bien y a fondo, y que de todos modos tenga su propio enfoque y estilo. Quizá a algunos les moleste el anacronismo de estos personajes, comportándose como cualquier reparto de telenovela.

Pero ya lo dijo Orson Scott Card, cuando hablaba sobre su famoso «Ender's Game», que la verdad verdadera del mundo mundial no se encuentra en el texto, ni en las ideas y vivencias del autor que no quedaron traducidas en letras, ni en la lectura del público que acarrea sus propias expectativas y necesidades, sino en la interacción de esos tres factores. La verdad sobre los incas es la realidad que siempre falta retratar en cualquier libro de historia: los grandes héroes y líderes planean y actúan, y aún así el destino de todo un pueblo puede girar sobre los caprichos de una ama de casa o de un obrero, ya que la concatenación de esas ambiciones nimias e insignificantes puede descarrilar hasta a la gran locomotora del destino de un pueblo. Así lo expresó Frank Herbert, y así lo retrata Blanca Miosi en esta novela, que más bien parece una carta de amor llena de melancolía, dirigida a todo lo que pudo ser.

Acostumbro leer varios libros al mismo tiempo, pero llegado a cierto punto de la historia, tuve que hacer a un lado el resto de mis lecturas para disfrutar como es debido de esta novela.

D

«Dimitri Galunov», de Blanca Miosi

Hacer clic para
comprarlo en Amazon
Podría decirse que este libro pertenece a la corriente de la ciencia ficción «suave», ya que trata más que nada sobre las diferencias entre dos grupos humanos: los presentes y los futuros. Quizá a más de uno le cause un poco de comezón entre las cejas el acercamiento tan simplificado del viaje en el tiempo y la sociedad futura.

Pero este libro no tiene como enfoque ese enamoramiento con los detalles tecnológicos tan común en las historias de ciencia ficción «dura», sino más bien explora las relaciones entre los personajes que la integran.

Podría uno argumentar que una sociedad futura tan avanzada como la que Blanca Miosi retrata en este libro es para todo fin práctico ajena a la condición humana actual, de manera completa y total. De que fuera posible viajar al pasado, un viajero en el tiempo pudiera retroceder apenas unas cientos de años al pasado y llegaría a encontrar un mundo alienígena y confuso al que no podría adaptarse; cuánto más si fueran miles de años… Pero creo que el logro principal de esta novela es argumentar de manera entretenida y ágil que la condición humana sufre pocos cambios en sus fundamentos, y que cosas como la esperanza y el amor no conocen el paso del tiempo.

Pasé un rato agradable las pocas horas que me tomó leer este libro hasta su final. Dicha lectura rápida no fue por prisa, sino por la habilidad de la autora al escribir una trama que arrastra de las solapas al lector y se lo lleva a rastras, desbocado, hasta llegar al desenlace.

D

¡Mini WordReference!

Entradas populares