lunes, 7 de septiembre de 2009

Abogacía por el Anime

Muchos antes han insistido que el medio de mangas y animes es dirigido a los pubescentes, como si por eso se pudieran descartar como expresiones artísticas…

Para los que no hayan experimentado esta expresión artística, los japoneses son muy afectos a contar relatos ilustrados. Las "mangas" (que de hecho significa "dibujos extravagantes") han estado de moda desde el Siglo XVIII, pero su aparición en el mercado mundial no se dio sino hasta el fin de la Segunda Guerra Mundial. El "anime" se refiere a cortometrajes o largometrajes ilustrados con el mismo estilo de la "manga" en la que se basan, pero por lo general con variaciones en la trama.

Yo vengo directo de mirar la serie "Gunslinger Girl", que me pareció una metáfora poderosa sobre el aspecto efímero de la vida, y la importancia de los vínculos afectivos entre las personas. Ahora bien, esto se destaca por el tema de la serie: cyborgs en forma de niñas adolescentes son entrenadas como asesinas por una agencia paragubernamental.

Es una tragedia, de principio a fin, y si son de los que se conmueven con fotos de mininos, de seguro que estas caricaturas animadas les sacarán dos o tres lágrimas, por el uso desmedido de momentos trágicos y melodramáticos.

Pero se los recomiendo y les dejo el enlace (en japonés, con subtítulos en inglés), para todo aquél que pueda desperdiciar tanto tiempo como yo… Y también les recomiendo que exploren este medio artístico, y que puedan disfrutar el enfoque tan distinto de la cultura japonesa, pero que al final de cuentas coincide con nuestras culturas en todo lo que nos hace humanos.

Gunslinger Girl (ガンスリンガー·ガール, Gansuringā Gāru)

D

No hay comentarios.:

¡Mini WordReference!

Entradas populares