viernes, 4 de junio de 2010

Qué curioso

Bueno, pues no había comentado lo siguiente, supongo que por estar esperando a que se me pasara el elemento emocional…

Resulta que mi incursión en los foros literarios inició cuando recibí la invitación de una antigua compañera del foro académico de idiomas, en WordReference.com, a participar en un foro o taller literario exclusivo, donde la membresía era por invitación personal del administrador solamente.

Claro, con mi ego propiamente inflado procedí a participar en ese foro. A pesar de que era un medio ambiente de bastantes enfrentamientos y donde parecía que casi todos eramos adversarios, yo opino que el nivel literario de las contribuciones era bastante bueno. Al menos en mi caso personal me sirvió para aprender muchísimas cosas sobre la escribida.

Después, poco a poco, los miembros se fueron esparciendo hacia los cuatro vientos, incluyendo hasta al administrador.

El foro quedó a la deriva, abandonado y paralítico. Así estuvo por largos meses, si no es que hasta años, hasta que recientemente el host del foro decidió cerrar la cuenta por inactividad.

Qué curioso, que me haya afectado tanto ese suceso. Es decir, no fue nada inesperado. Además tenía mucho tiempo que yo también había abandonado ese foro con todo y mis textos (o sea, borré todas mis contribuciones). En fin, que hasta creo que me deprimió un poco. No he leído ni un libro en muchas semanas. No he escrito nada nuevo que valga la pena (o sea, sin contar algunas babosadas que publiqué en el foro Prosófagos recientemente). No he grabado vídeos nuevos para mi canal de YouTube. No he ido a trolear a los foros que habitualmente hacía antes. Ni siquiera he tocado música en mucho tiempo.

Qué curioso, que le haya tenido tanto afecto a un foro donde nos mentábamos la madre cada rato.

Bueno, ni modo… Adiós, foro Aristas, que quizá sea el único tarado que te extrañe. Adiós.

D

4 comentarios:

cabaretcrenom dijo...

Dan! Es verdad que es una lástima... pero pensá que el foro Aristas pasó de ser un antiguo ring de box vacío, donde sólo podías encontrar pedazos de dientes, médulas y lenguas... a ser un mito privado y permanente. Un lugar al que todos recordamos más estupendo de lo que era en realidad, a cuenta de su clausura.
Si no hubiera cerrado, se vería patético, abandonado, pretencioso y frío como una almeja.
Coincido contigo en que lo dejamos morir bajamente... pero mejor así... supongo. A mi me alegra saber dónde leerte a vos, a Dark, al Oso, a Soma y a los demás... a cuenta de su existencia, la verdad. Creo que es lo mejor que nos ha dejado.
Si consigo instalar el Cabaret Electrónico, por lo menos, tendré una nómina de escritores que valen la pena...
Luego, si empieza a perfilarse bien, te cuento la idea.
Un abrazo.
nos leemos.

Sobreíntima dijo...

Conocí el foro, incluso me dedicaron una larga epístola desde Aristas. Seguro era un lugar que consiguió reunir a los mejores escritores de la red en habla hispana, pero mantener vivo un foro no es fácil. Hay otros ejemplos vivos que dan testimonio de esta decadencia. Quizá por la existencia de Blogs dejaron de ser tan populares. No sé, qué sé yo.

Lamento mucho tu tristeza, Dan. Son las microtragedias que nos afectan y solo pueden ser superadas con un micromilagro.

Debo decir, para cerrar mi comentario, que las peleas foriles producen mucha adrenalina y son adictivas... Eso sí que extraño pues de eso ya no se ve.

Un abrazo grande, Dan. Gracias por compartir este recuerdo. =)

Sobreíntima ◘♥◘

DNAZ FRANCO dijo...

Otra curiosidad: ayer no logré publicar ningún comentario en esta entrada del blog, porque el sitio web no me lo permitió.

Pero parece estar solucionado el problema.

Pues, Dan, realmente fue simple melancolía o nostalgia, y cierto que a veces amplifican lo bueno y atenuan lo malo, pero ya se me va pasando, no creas que soy dado a largos desplantes de sentimentalismo.

Cierto, que si algo bueno hubo a consecuencia de Aristas fue conocer a autores con tanta promesa en su potencia.

Me dejas con interrogantes sobre lo que será el Cabaret Electrónico… Pero espero a que me cuentes luego.

Saludos, y gracias por la compañía

DNAZ FRANCO dijo...

Lupita:

Se me hace raro que no te hubiera conocido desde antes, pero supuse que a lo mejor sí estabas enterada de semejante antro. Digo, ya he visto en otros foros que algunos personajes que pasaron alguna vez por Aristas eran también tus cuates.

Pero no te sientas muy mal por mí, que cosas como esa tristeza que sentí son de lo más pasajeras.

Supongo que es de las pocas ventajas que tenemos los que nacimos con la empatía averiada: apenas si notamos lo que nos afecta negativamente.

Mucho gusto de verte por aquí. Saludos

¡Mini WordReference!

Entradas populares