miércoles, 7 de julio de 2010

Fui entrevistado por la famosa autora Blanca Miosi

Conociendo un poco a D

D, un asiduo participante de Prosófagos y colaborador de Prosofagia, ha retirado esa especie de valla invisible que lo rodea como un halo y ha permitido que me asome a su vida.

—¿Qué es lo que más te gusta de Prosófagos?
—Supongo que es el “ambiente” que hay de cortesía y amabilidad entre los usuarios a pesar de que pueda haber desacuerdos y críticas aguerridas sobre los textos presentados allí. Es difícil encontrar un sitio así en Internet, ya que a menudo los foros se degeneran en contiendas sin cuartel por motivo de choques de personalidades, y después ocurre el inevitable cisma de las
facciones. O al menos así ha ocurrido con los foros que he conocido. Pero pensándolo mejor, el único factor común en todos esos foros era yo… Caramba…

—He leído dos de tus obras: Princesa azteca y Homo Eternus, ambas de gran contenido fantástico, ¿las has presentado a alguna editorial?
—A pesar de que pregono a los cuatro vientos que estoy en el proceso de iniciar mi arremetida contra las casas editoriales, la verdad es que he avanzado muy poco. Quizá me falta “empuje y contundencia”. Pero estas obras que mencionas, a falta de mejores opciones, las he publicado gratis en forma de blog, disponibles a todo lector. Es que, si no he de obtener riquezas, me
conformo con la fama… O al menos con la notoriedad.

—¿Qué piensas del mundo editorial mexicano?
—Desconozco los particulares, pero me han comentado personas que conocen de estos menesteres que, en apariencia, México es de los pocos países donde siguen apostando al talento nuevo e innovador. Supongo que eso significa que la literatura experimental realmente tiene pocas esperanzas de publicarse en el resto de los países hispanohablantes.

—Según algunos estudios México es el país donde más se lee en America Latina. ¿A qué crees que se debe?
—En realidad poco conozco de mi patria natal, qué vergüenza…, pero me atrevo a opinar —sin fundamento alguno, claro— que las raíces de esto pudieran encontrarse en el hecho de que, al ser la sede del Virreinato, México gozó de más patrocinio cultural de parte de los conquistadores, mientras que al resto de Latinoamérica se le mantuvo en la más abyecta pobreza y sumisión. Y
quizá eso se manifieste en el presente con la lectura. Pero puedo estar completamente equivocado en eso, repito.

—¿Tienes afición por el cine? Me refiero a estar detrás de las cámaras.
—Tengo interés y curiosidad sobre el proceso creativo y las técnicas cinematográficas, sin embargo mi afición al cine es más bien como espectador. Creo que conocer algunos detalles de los retos superados intensifica el placer de mirar una buena película. Y hasta convierte a las malas películas en buen ejercicio intelectual.

—En tu artículo «Sobre la albañilería» (Prosofagia Nº 7) das unos datos sorprendentes, ¿qué futuro crees que tiene el idioma español?
—Creo que en un futuro cercano el español deberá abandonar su vieja ilusión de que es un idioma preceptivo, y aceptar el reto de convertirse en un idioma descriptivo, en la lengua de un pueblo pluralista, en un lenguaje mundial. ¡Vaya! Supongo que su destino es ser el nuevo inglés. O quizá el otro chino.

—¿En qué idioma te sientes más cómodo leyendo?
—En inglés, por supuesto. Este… perdón, el “por supuesto” fue presunción de mi parte de que los lectores estén ya enterados de que he vivido en los EE.UU. por más de veintitrés años, y que los últimos años de preparatoria y la pila de clases universitarias que he cursado han sido todas en inglés.

—¿Cuáles son tus autores favoritos? ¿Por qué?
—Ja, ja, ja… Te voy a dar una respuesta que suena evasiva, pero es nomás la puritita verdad: mis autores favoritos son todos a los que les he leído libros completos. De los que no me gustan ni siquiera termino sus libros. Y la razón es porque de todos y cada uno de ellos he aprendido algo nuevo sobre el lenguaje, sin importar el idioma en que los haya leído.

—¿Qué papel crees que juega Estados Unidos en las tendencias literarias?
—Bueno, los EE.UU. siguen siendo el Juggernaut económico-político-militar de nuestro tiempo, y por ende: lo que nos venden, compramos. Pero al menos parece que a pesar de la crisis financiera, las casas editoriales en este país siguen tratando de proveer literatura para todos los gustos posibles. Mientras que así sea, la experimentación en la literatura, tan necesaria para el avance y la evolución de los idiomas, seguirá ocurriendo aunque sea poco a poco.

—¿Cuál es el país con el que más interactúas en el ámbito literario?
—Argentina, por ser sede de Prosófagos, que es la única ventana hacia lo literario que he tenido durante los últimos dos años.

—¿Qué piensas tú que aportan los foros literarios a las personas aficionadas a las letras?
—Opino que estamos ante una nueva situación nunca antes posible, donde los autores y los lectores colaboran en la edición del texto final a través de estos foros. Y entonces los aficionados a las letras gozan hoy en día de un nivel de recursos que hasta hace diez años hubiera sido imposible obtener: información sobre las normas del idioma, que está disponible en todo momento, y las opiniones y sugerencias de ambos, autores y lectores, casi desde el
momento mismo de la creación de un texto.

—Gracias, Daniel, por tan interesantes puntos de vista.

Daniel Franco actualmente es intérprete profesional medico de inglés a
español en un hospital pediátrico en Dallas, Texas, EE.UU. Casado, padre de
dos niños y dueño de una perra. Administrador del blog: http://
levedesliz.blogspot.com



Lea la entrevista en el octavo número de la revista literaria Prosofagia. Blanca Miosi es una famosa y reconocida autora de novelas que participa en el foro literario Prosófagos.

D

2 comentarios:

David Franco :: ¡Ya Levántate! dijo...

Me gustó la entrevista, pero tengo una duda, ¿por qué no escribes como contestas? Es broma, por supuesto.

Ya en serio, ¡felicidades por la notoriedad! Siempre dije que serías famoso. ¡Vaya, alguien en la familia tenía que lograrlo! Ja, ja, ja.

Adelante con lo que sea que andas escribiendo en estos días.

Te mando un abrazo hermano; sabes que siempre he admirado tus obras.

David

DNAZ FRANCO dijo...

Beto, carambas que se me había pasado este comentario… Mil disculpas.

Gracias por la compañía amable y por los elogios, que dizque para eso está la familia. :D

Saludos

¡Mini WordReference!

Entradas populares