jueves, 19 de noviembre de 2009

AFCI 1

Apología sobre "Finitum Capax Infiniti"
1. Borrón y cuenta nueva


ESTHER: Ahhh… ¡ahora tenemos un chico que va camino a una nueva Escuela en Texas! Este chico parece ser un mago, totalmente. Y va camino a una Escuela que parece ser el Hogwarts de EEUU. A donde fue la loquita de su tía Marge. ¡Bien! Esto se está poniendo lindo. Ahora sí le encuentro sentido al prólogo. Mmm… Quisiera ver cómo funciona un Hogwart en EEUU

Bueno, en esta parte he reencontrado el estilo informal tuyo. Quiero decir, cuando escribes con estilo informal. Y las chispas de humor con las que sueles salpicar los textos, como esta joyita:
“No, y tampoco le hace que ni ella ni su hijo ni siquiera conocieran a nadie que usara la frase "de ahí pa'l real".”
Y qué quieres, eso me agrada

Por otro lado, me gustó, ya de entrada, la imagen del chico tirado en el asiento de la camioneta, con los audífonos puestos y la madre esforzándose por entrar en conversación con él. ¡Es tan fácil identificarse con esta imagen! Poder poner una interesante “cara de asco” es una capacidad que poseemos cuando adolescentes y que luego perdemos: ningún adulto es capaz de imponerle a sus facciones esa increíble mezcla de fastidio, aburrimiento y asco que logran los adolescentes. Y la madre… es como si la viera, manejando su camioneta rumbo a la única esperanza que se le ha abierto en mucho tiempo: una escuela que quiere a su hijo.

Este fragmento posee entidad de relato, no de prólogo; y eso está marcado por algunos elementos, como por ejemplo el que progresivamente ella pase de “la escuela” a “La Escuela”. Ese cambio es significativo, y marca bien el devenir de sus pensamientos.

También, mención especial a que ella se cuestione el porqué no pensó en La Escuela inicialmente. Si no se hiciera mención a eso, creo que pasaría desapercibido para el lector pese a que es un interrogante más que válido. Haciendo mención, queda flotando un halo de inquietud… está bien, ella “echó al olvido” muchas cosas cuando murió su hermana… pero, pero… a mí se me hace que “no recordó” porque su memoria fue convenientemente oscurecida por la magia. Me gustó, sí.

Creo que la prosa requiere pulido. Independientemente de que las observaciones que hago más abajo te resulten válidas o no (otra vez, cuestiones de estilo personales…), siento que no está depurado el texto; asumo que estás escribiendo y revisando pero más que nada, escribiendo. Digamos, no encuentro una depuración al nivel de otros textos que te he leído, donde resultaba casi imposible cambiar una coma de lugar o un artículo por otro, porque se derrumbaba toda una frase.

En lo general, sugiero revisar el uso de: todos(todo, toda, etc.), una vez (en vez), bueno, pues. En algún caso la repetición suena bien, pero en otros no.

También me parece que hay demasiadas referencias a cartas que van y vienen. Por ejemplo, el amigo del amigo del maestro podría comunicarse con la escuela, pero sin necesidad de aclarar que era por cartas, ¿no?

[…]

D: Bueno, resulta que el estilo de esta novela corta es "fast and loose", que supongo puede traducirse como "en caliente". Entonces es cierto que el grado de informalidad es mayor en las secciones que hablan sobre el chico y su mundo. No sé cómo traducir ese estado de animo del autor, precisamente, pero es algo que he intentado desde la antigüedad, desde antes del "Señor N".

Bueno, el chico vivía en Texas, pero ahora va en camino al estado de Idaho, que es donde se ubica La Escuela para Superdotados. (Y conste que hice investigaciones: las indicaciones que doy en mi relato efectivamente lo conducen a uno desde Texas hasta Ketchum, Idaho, pueblo famoso y frecuentado por la farándula).
Esa insistencia en que se "enfurruña" es hipérbole, porque el chico llega más allá aún que los adolescentes normales, y eleva ese estado de ánimo hosco hasta una expresión artística, casi. Luego reviso cómo dejar en claro que Giovanni toma mucho cuidado en aparecer inalcanzable, como medio de defensa.
No sé ustedes, pero creo que acá tenemos creencias que heredamos de los irlandeses: los pelirrojos, pálidos, de ojos verdes son por lo general hechiceros y brujas, dicen las creencias populares.
Shari siempre dice que no va a intentar iniciar conversaciones con Giovanni cuando está de mal humor, pero siempre termina tratando de consolarlo.
La Escuela estaba hasta la porra/hasta el cuerno/hasta Dios sepa dónde/etc.
A lo mejor son muchas referencias a "cartas", pero por lo general en este país (EE.UU.) las cosas no adquieren aire de formalidad hasta que aparecen en el correo. Resulta que los que usan la Magick (y atención con la grafía, que es importante) en los EE.UU. intentan ser de lo más normales en todos los aspectos, excepto en el uso de su "arte".
Eso de "a-venir" a recogerlo, es porque el tipo tiene que sonar medio rural, como muchos en Texas hablan. Resulta que cuando estuve buscando academias militares en el sur de Texas, encontré la página güeb de una de ellas que tenía hasta faltas de ortografía. Me imaginé que ha de ser más barata la colegiatura que en otras, y que los maestros y directores han de ser medio tontos. Luego busco otra manera de expresar esa característica.
A lo mejor soy yo, pero siempre que digo palabras inventadas o que sé que son incorrectas, en mi mente las veo entre comillas. Ya sé que soy un nerd, pero a Shari le tocó ser mi avatar en este relato, ni modo.

Voy a adoptar muchas de tus correcciones, por supuesto, pero quería explicarte más o menos el trasfondo del relato, para que en secciones posteriores no te sorprenda encontrar los mismos errores una y otra vez.

Gracias por la lectura minuciosa.


D

No hay comentarios.:

¡Mini WordReference!

Entradas populares