jueves, 19 de noviembre de 2009

AFCI 3

Apologías sobre "Finitum Capax Infiniti"
3. Llegadas


Esther: La llegada es genial. Pinceladas, pinceladas… hay un leve toque de humor, de trasfondo, algo que… ¿cómo explicarlo? Me pareció cien veces más potteriano que el prólogo: porque la descripción de todas las cosas que suceden cuando llegan tiene un aire, un aroma a cuento de hadas. No porque haga referencia a “cosas mágicas”, no, no. Es un aroma que surge de algo más profundo, de ciertas formas de contar de los viejos cuentos infantiles, de la aparición de personajes o hechos que son curiosos, así, todo junto… No sé. Pero algo de este inicio me trajo a la mente la antigua magia de los cuentos infantiles

Y de paso:
“Y así de repentino como comenzó todo, se terminó: el leñador se metió a la casa, las tres ancianas sacaron todas las pertenencias de Giovanni de la Suburban y se retiraron de nuevo a la cabaña y el chaparro en su mono grasiento abrió el capó y practicamente desapareció dentro del compartimento del motor mientras mascullaba enojado en voz baja.”
Te envidio por escribir una oración como esta, sin un maldito punto en el medio. Yo no podría

Y esta:
“abrió y tres señoras matronales y ancianas se apuraron a salir a saludarles con sonrisas en las caras y las manos hechas nudos sobre sus pechos.”
Preciosa. La mejor línea que he leído hasta el momento, en esta novela.


Los intentos de Shari por mantener la cordura, por seguir pensando que se trata de una “escuela como todas”: que si hay que comprar algún útil de último momento, jajajaja.

Las tres viejecitas, muertas de risa.

¡Wozniak!

Y Giovanni que sí quiere a “su mamá”. Ambos han construido una rutina que les permite sobrevivirse mutuamente: eso se ve cada vez con mayor claridad (al respecto, la referencia de este capítulo no hace más que refrendar otras previas). Pero es una rutina que esconde, por debajo, una ternura fuerte entre ambos.

“y la otra es Tábitha…”
No me digas que no es un guiño a S. King porque no te lo creeré, ni en mil años te lo creería.
¡Me encanta!


Mmm… entiendo lo de los localismos texanos-mexicanos para Shari y para Giovanni. Pero… ¿también las viejecitas hablan así? ¿Por qué?

Estoy dudando fuertemente de la validez del prólogo. Quiero decir: estoy dudando de si no conviene eliminarlo. Aunque no tengo todavía una opinión clara, jejejeje.

D: Gracias por las correcciones que presentas en este capítulo y el que sigue. Ahora mismo paso a incorporarlas.

Me gusta el nombre "Wozniak", porque se pronuncia con "V". ¿Por qué? Quién sabe… ha de ser uno de esos nombres polacos.

Lo de Tábitha, en realidad es un homenaje a Eddie Izzard. En alguna de sus rutinas cómicas menciona a tres viejas decrépitas, y las nombra "Agatha, Tabitha y Bagatha". Es que riman muy bien, porque la "I" de Tabitha se pronuncia casi con una shwa, y suena bastante como una "A" apagada…

Ahora bien, los localismos mexico-texanos son porque es lo único que conozco en español. Pero en la versión en inglés, las viejitas hablan un inglés un poco anticuado, Wozniak habla casi como canadiense, Johannsen pronuncia mal algunas palabras (ha de ser extranjero), y los niños hablan como toda la generación moderna. Entonces, se debe a mi ignorancia, que no sé cómo plasmar estas diferencias en español. Cuestión cultural, supongo, que la diversidad étnica en los EE.UU. es difícil de entender a menos que se presencie.

Los dos puntos antes de la Suburban, creo que se deben a que en inglés todo eso es una sola oración ( ), y quedó truncada la lista de sucesos. La insistencia en las referencias a la posición de las cosas con respecto a Shari y Giovanni es (según yo) para dar la sensación de estar en el ojo de un torbellino.

El cachivache fue error por ignorancia. Lo de "voy a por" es una manera rural de expresarse.

Gracias de nuevo por tu revisión tan exhaustiva. Después de las correcciones voy al siguiente capítulo…

Ah, se me olvidaba comentar: paciencia hasta el capítulo trece y catorce, antes de que me ayuden a decidir si nos deshacemos de toda referencia Potteriana, ¿sale y vale?

Ah, Esther, se me olvidaba: Wozniak y Adelaide se retiran a cuchichear porque hay algo que tienen que hacer, pero están en desacuerdo. Eso lo verás en los siguientes dos capítulos.

Después me fijo si sale sobrando, pero esta treta de dejar "cliffhangers" (o crear suspenso) es una treta de las noveluchas del Siglo XIX, que de hecho adoptó muy bien un señor llamado Charles Dickens, que también escribía cuentos que entregaba por capítulos. Claro, no me comparo en lo mínimo, pero Dickens, aparte de explotar los recursos más chapuceros de esos entonces, también se gozaba de incluir localismos y jerga en los diálogos de sus personajes.

Bueno, ya, me regreso a las correcciones…

D

No hay comentarios.:

¡Mini WordReference!

Entradas populares